img

Dos personas, 6 empresas creadas en un momento oportuno y 6 contratos que vendieron al mejor postor

En términos de la cantidad de contratos para energía solar que lograron acaparrar, Liana María Bueso Majano y Jim Eloy Muñoz Gómez, les ganan a todos.

 

E n términos de la cantidad de contratos para energía solar que lograron acaparrar, Liana María Bueso Majano y Jim Eloy Muñoz Gómez, les ganan a todos.

Estos individuos fundaron en agosto de 2013 catorce empresas de con la finalidad de generar energía solar. De estas, seis fueron beneficiados con contratos aprobados por el Congreso: Generaciones Energéticas (GENERSA), Llanos del Sur Fotovoltaica (LLANOSUR), Fotovoltaica Los Prados (LOPRASA), Energías Solares SA (ENERSOL), Fotovoltaica Sueña (FOTOSUR) y Foto Sol.

El 13 de enero de 2014 la ENEE, representada por el gerente general, Emil Hawit, les otorgó a estas empresas en compra directa, seis contratos para la generación de energía eléctrica, vigentes por 20 años. El 20 de enero, el Congreso Nacional aprobó los contratos.

Y al nomas cerrar el mes de febrero del 2014, Bueso y Muñoz habían salido del negocio de la energía solar, presuntamente con alguna buena ganancia, al haber vendido la totalidad, o casi la totalidad de las acciones de sus empresas a inversionistas extranjeras.

Según las investigaciones de Revistazo mediante la herramienta Empresas Abiertas, ya para el 2017 LLANOSUR pertenecía a ECOENER, una empresa de origen española, mientras los demás pertenecen a la empresa noruega Scatec Solar en asocio con KLP Norfund Investments AS. Este último es un brazo de la cooperación noruega, que además invierte en el sector financiero de Honduras mediante inversiones en el Banco Popular, Banco Lafise y la cooperativa COMIXMUL, entre otros.

Funcionaria de Soptravi, empresario de ropa y zapatos se convirtieron en empresarios de la energía solar

Para entender que les calificaría para recibir más del 25% de los contratos de energía solar otorgados en el 2014, Revistazo construyó perfiles de Liana Maria Bueso y Jim Eloy Muñoz. Se perfilan como personas con amplios contactos en los mundos de la política, del sector privado e incluso algunos roces con personas ligadas al crimen organizado. Sin embargo, Revistazo no pudo encontrar evidencias que tuvieran ninguna experiencia con la generación de energía solar antes de formar sus empresas oportunas.

Liana Maria Bueso es una abogada que ha ejercido varias funciones en instituciones del Estado.

En el gobierno de Porfirio Lobo, en la gestión de Miguel Rodrigo Pastor, Liana María Bueso Majado fue la directora del Departamento de Contratos y Garantías de la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (SOPTRAVI) y a la vez realizaba funciones de asesoría en la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (COALIANZA).

En las elecciones internas del 2012 Liana María Bueso Majano aspiró a una candidatura para diputada en representación del movimiento nacionalista, Por Mi País.

Liana Bueso también fue apoderada legal del parque Joya Grande en el año 2012, antes que fuera incautado por el Ministerio Publico por suponerle un bien adquirido con fondos ilícitos del grupo narcotraficante los Cachiros.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, líder de los Cachiros, testificó en una corte federal del Estado de Nueva York, in Estados Unidos, que reunió en al menos una ocasión con Liana Bueso.

Mediante la plataforma Empresas Abiertas, Revistazo conoció que Jim Eloy Muñoz Gómez es propietario de 16 empresas registradas en las cámaras de comercio de Tegucigalpa y San Pedro Sula entre 2008 y 2014. Según sus inscripciones en el Registro Mercantil, estas empresas estarían dedicados a la venta de ropa, zapatos, pollos y otros—pero ninguno relacionado con la generación de energía solar.

La esposa de Jim, Deysi Suyapa Tosta, fue candidata a vicealcalde de San Pedro Sula en 2013 por el partido Libertad y Refundición (LIBRE).

Muñoz Gómez también es propietario de un condominio situado en Miami Beach, valorado en 1 millón 156 mil 831dolares.

Empresas, ahora en manos de inversionistas noruegas y españolas, aun no generan electricidad

Quienes tratan de construir las plantas de generación y la respectiva subestación cuatro años después haberse otorgado los contratos, son las transnacionales, ECOENER, Negocios Reunidos SA, Grupo Visión, SCATEC SOLAR ASA y KLP Norfund Investments.

De acuerdo con los contratos, todas estas empresas deberían estarle entregando energía eléctrica a la ENEE desde el 31 de julio de 2015, pero casi cuatro años despues, en noviembre de 2018 aun no han empezado a generar electricidad.

En septiembre de 2017, Revistazo visitó Namasigue, situado a 156 kilómetros al sur de Tegucigalpa, pero en ese lugar solo la encargada de la unidad de Control Tributario de la Alcaldía, sabe de la existencia legal de las compañías, pero no de su ubicación física. En esta misma visita, Revistazo logró visitar el proyecto Los Prados, que para ese entonces apenas comenzaba a construir el plantel donde se suponía instalar la subestación de distribución.

Revistazo consultó a representantes de Norfund y de Scatec para conocer su versión sobre las irregularidades en la creación de las empresas que actualmente controlan ellos.

La encargada de relaciones públicas de Scatec, Gloria Rodríguez, afirmó a Revistazo que la empresa ha invertido cerca de 200 millones de dólares estadounidenses en las plantas solares ubicadas en Nacaome, Valle y Namasigue, Choluteca. También afirmo que Scatec ha construido esta infraestructura desde cero. Esto significa que al momento de recibir contratos del Estado, las empresas hondureñas en las que Scatec tiene acciones no tenían instalaciones físicas. Solo existían los papeles de su incorporación y los terrenos en el sur destinados al desarrollo de los proyectos.

Tanto Norfund como Scatec negaron dar cifras sobre cuánto dinero pagaron específicamente para comprar las acciones en las empresas fundadas por Liana Maria Bueso y Jim Eloy Muñoz. “Los acuerdos comerciales entre entidades privadas son confidenciales”, dijo a Revistazo, Rodríguez, la representante de Scatec. Mientras Norfund se limitó a indicar que “nuestro sitio web publica todos los proyectos en los que invertimos.”

Sin embargo, un informe de Norfund indica que para adquirir el 15% de las acciones de cinco empresas fundadas por Bueso y Muñoz, invirtieron 43.7 millones de coronas noruegas, lo que equivale aproximadamente $5.3 millones de dólares o L. 105 millones.